Dios No Necesita de la Tecnología Para Localizarnos

Tenía que salir a hacer algunas compras, para ello necesitaba llevar conmigo un telf., pero tenía el problema de que el mío no funcionaba por tanto me llevé el de mi esposo.  Esa situación me hizo pensar acerca del telf. celular, aparato que quince años atrás yo desconocía.  El primero que tuve era grande y parecía una caja y hoy día son tan pequeños que caben en la palma de la mano.  Estos celulares no solo sirven para comunicarse en forma articulada, sino que se le pueden instalar servicio de internet y por ende da acceso a los mensajes electrónicos.  No solo eso, sino que con algunos se puede tomar fotografías ó grabar un video.  Hay otros, “bluetooth”, esos que parecen un pequeño micrófono que se instala cerca de la boca sin necesidad de ser sostenido con la mano.  No sé si usted ha visto personas caminando, hablando consigo mismos, bueno eso parece, pero la verdad es que estan usando uno de esos teléfonos. A mi me parecía algo medio ridículo usar uno éstos, más ahora pienso que son ventajosos, uno puede hablar mientras conduce el auto, hacer los quehaceres domésticos sin poner en riesgo el cuello por  estar tratando de sostener el teléfono.

Estando fuera, Mike me llamó para hacerme saber que tenía que comunicarme con Andrea, él se excusó por no poder darme el número al cual llamar ya que no lo sabía de memoria, lo tenía en la memoria de su telf. celular.  Eso nos llevó a comentar cuan dependientes nos hemos vuelto de la tecnología, es tanto así que si el servicio de  energía eléctrica fuese cortada en un momento determinado, muchos no podríamos preparar los alimentos.  Volviendo a Andrea, yo no me sabía el número, al igual que mi esposo, no memorizo números sino que los guardo en la memoria de mi telf.  Ese día obtuve un telf. celular nuevo al cual le inserté la tarjeta SIMS, la que contiene la memoria, pero no funcionó.  Me sentí perdida, no sabía ni un solo número telefónico, yo había confiado en la tarjeta de memoria y en ese momento me preguntaba: ¿Qué hacer?

Esa situación me hizo pensar cuan agradecida estaba de que Dios supiera mi número telefónico.  El para hablarme no necesita de guía telefónica; para encontrarme no necesita una guía con direcciones.  Él sabía mi nombre mucho antes de que yo naciera.  Él sabe cuantos cabellos hay en mi cabeza.  Él sabe lo que pasa en nuestras vidas en todo tiempo.  Él no pierde la comunicación.  Somos nosotros los que nos desubicamos, los que nos desconectamos y no Dios.  Aun cuando se adquiere salvación por medio de Cristo Jesús, nuestro nombre no corre riesgo de ser borrado debido a que no hay energía eléctrica.

La Biblia enseña que él conoce la necesidad de los pájaros; El adorna los lirios del campo y les da esplendor.  ¿Y si Dios cuida de éstos cuanto más hará por nosotros?  El creo los mares y su poder es ilimitado, Dios puede cuidar de usted y de mí al mismo tiempo.  Él nunca está ocupado para no poder oír nuestros ruegos o las alabanzas que salen de nuestros labios.  El no solo cuida de nosotros cuando estamos atravesando problemas pequeños, sino que también nos cuida en las dificultades grandes.  El poder de Dios no lo limita la tecnología. Dios sabe nuestro nombre, no lo olvida y nunca lo olvidará, por tanto USTED NO TIENE POR QUE PREOCUPARSE.  Puede que la energía eléctrica se vaya, puede que se esté fuera del área de servicio o que la tarjeta de memoria se borre por completo, todo eso no impedirá que Dios sepa dónde usted o yo estamos.  Él está en todo lugar y en todo momento.  A Él no lo limita el tiempo ni el espacio. El no tiene problema para localizarnos.

Lucas 12:6,7; Salmos 95:3-5; Mateo 6:26-30

Escrita por Susan

Ministerio Un Lugar de Gracia: Pensamiento Semana/Si desea escribirle en la sección “Contactos” encontrará la dirección

 

 

4 Respuetas a Dios No Necesita de la Tecnología Para Localizarnos

  1. Maureen Badilla Ledezma says:

    Isa 49:14 Pero Sion dijo: Me dejó Jehová, y el Señor se olvidó de mí.
    Isa 49:15 ¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti.

  2. greysi hero says:

    Que bueno es saber que Dios siempre esta pendiente a nuestras necesidades.

    • Mayra Vargas says:

      Así es, para El no hay nada oculto con respecto a sus hijos. El conoce de que tenemos necesidad. Sus promesas son verdaderas!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *