Así Empezó el Ministerio Un Lugar de Gracia: Pensamiento Semanal

 Muchos años atrás, yo escribía tarjetas para animar a los miembros de la iglesia en la que me congregaba. En 1996, una dama me pidió que le escribiera al esposo de su hija quien estaba confiando en una prisión en Miami en ese tiempo. Ella quería que le escribiera para motivarlo a él en el Señor y que tomara ánimo en su espíritu. Lo hice y sin planearlo el Ministerio Un Lugar de Gracia  (A Place of Grace) empezó. Primero fue uno, luego dos, y conforme fueron compartiendo las cartas con otros, el número fue creciendo. Cuando las personas eran transferidas a otra cárcel, llevaban sus cartas y comenzaban a compartirlas y la lista comenzó a agrandarse..

Los primeros lectores, leían el idioma Inglés. Pero un día, uno de ellos, Pascual, que también hablaba español me expresó que dentro de la prisión existía una comunidad hispana que también estaba necesitada de recibir la carta. Pascual para ese tiempo, ya la estaba compartiendo con ellos cuando se reunían en la capilla, él tomaba el rol de traductor al leérselas. El deseo de ellos entonces comenzó a ser mío y empecé orar. Oraba por alguien que tuviese la pasión por este ministerio y por la comunidad hispana. Una persona que quisiera traducir la carta.

Para ese tiempo, Dios ya había puesto en mi corazón, que no solo compartiera la carta con las personas  que estaban en la cárcel o en prisión, sino con los de afuera que también tenían la necesidad de ser alentados y motivados.  Entonces comencé a enviarla  y  el  que la recibía comenzó a hablar a otros de la carta (hablando de ésta o compartiendo la copia) y así el número de personas en la lista aumentó. Ya no solo era enviada por correo regular sino que también por correo electrónico. Ya la carta no iba un grupo específico sino que a todo aquel que la quisiera.

En el año 2004, después del servicio (yo ya había orado como Jabez, que Dios extendiera el territorio de la carta), Mayra se me acercó y me dijo que ella podía traducirme la carta del Inglés al Español. Allí mismo alabé a Dios porque mi oración estaba siendo contestada. Ella misma me envió una lista con 36 nombres y sus respectivas direcciones. Le envié la carta a esas personas y al igual que pasó en la prisión, pasó en la comunidad donde vivían ellos.

Hoy día la carta llega a 70 prisiones en los Estados Unidos; va a diferentes países del mundo. Ninguna institución específica patrocina el envío, es patrocinado por mi y algunas otras  personas que han hecho donaciones. Toda donación ha sido, es,  y será empleada para continuar enviando “Pensamiento Semanal” para así continuar compartiendo con otros el Mensaje que nos dejó Jesucristo y así seguirles motivando espiritualmente,  como hasta ahora lo hemos hecho.

“Pensamiento Semanal”  se escribe para motivar y mostrar el amor de Cristo a sus lectores. Para dejarles saber que el perdón que Dios otorga es para todos lo que lo aceptan, sin importar su raza, posición social o grado de educación. Sin importar donde esté esa persona o lo que haya hecho. La Salvación es un regalo (gratuito) que Dios concede a todo aquel que acepte a Jesucristo como su Señor y Salvador.

Cuando se tiene a Jesús como Salvador personal, se tiene paz y gozo. Un puede acostarse por la noche en paz sabiendo que si la muerte a uno le llegara, sería el empezar una nueva vida con Dios en la eternidad.

Lo anterior fue escrito por Susan.

Nota: Si desea comunicarse con la escritora, Susan, puede escribir:

Apartado Postal: Susan/Un Lugar de Gracia/P.O.Box 25783/Tampa, Florida 33622

Correo Electrónico: notweenus@hotmail.com

3 Respuetas a Así Empezó el Ministerio Un Lugar de Gracia: Pensamiento Semanal

  1. Orminta Badilla Ledezma says:

    Lindo testimonio. Personalmente he sido muy bendecida al leer estos pensamientos. Dios continúe llenandole de sabiduría y gracia para que muchas personas más la reciban Dios opere en ellos o ellas.

    • Mayra Vargas says:

      ¡Así sea! Dios siga bendiciendo y usando a la escritora Susan. Sus mensajes son inspiradores y traen esperanza y consuelo a muchos.

  2. Damaris Corella says:

    Dios siga bendiciendo tan lindo Ministerio. De verdad he sido muy bendecida a través de la lectura de los pensamientos. Dios continue bendiciones a las personas que integran dicho Ministerio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *